"Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andabamos para encontrarnos"
Julio Cortázar

Encuentrése, saque se de ese acartonamiento. Busque
gente
palabras
noches de placer

busque el rock n roll

domingo, 22 de mayo de 2011

Siempre fuiste mi espejo, quiero decir que para verme tenía que mirarte.

Julio Cortázar .



Yo a ella


Percibo en Eugenia una timidez a flor de piel. Una que la hizo desviar sus ojos de los míos la primera vez que estuvimos de frente. Una que la hizo tomarme las manos con delicadeza, casi con temor de apretar mucho a esa desconocida que soy yo. De cualquier manera -presiento- detrás de esa timidez hay mucho más.
Tiene cara dulce, nariz pequeña, ojos verde celestes grandes y expresivos (¿Por qué no los muestra?) cálidos como sus manos, que si bien sentí frías desmienten el mito e igualmente son tiernas. Acarician y eso relaja.
El tiempo pasa, ciertas barreras se derriban. Eugenia tiene los ojos cerrados, toca una pipa que tiene un Aladino tallado y sonrie intentando descubrir qué es eso. Se le escapa una risa corta y bajita a la que se escucha divertida y sorprendida.
Confiesa que sí, que le dió timidez el mirarnos directamente a los ojos y vuelve a reir para afirmar esa sentencia. Veo transparencia en ella. Se pone un collar blanco de mostasillas, pesado y múltiple. Alga blanca. Planta marina. Y va con ella, con sus ojos azules y grandes.




Ella a mí


Laura eligió un objeto exótico, una pipa estilo árabe, que combina perfectamente con su vestido rojo y su aparente tranquilidad.
"Me pareció divertido que la pipa tenga cara", contó mirándome a los ojos como queriéndome decir que no había una gran explicación para su elección.
Serena, de manos pequeñas y suaves, reconoce que no le da verguenza mantener la mirada con un desconocido.
Al tomar contacto con sus manos, una sensación de calidez y buenas vibras me invadió. Esto sucedió desde el comienzo, desde que sentí el calor de su piel sobre mis manos, siempre frías.

4 comentarios:

Carolina dijo...

empezás nombrándola a ella, dándole toda la identidad: “Eugenia“, y poniéndote a vos como “la desconocida que soy“. uau amiga.
y en la descripción las veo a las dos,
sí, las estoy viendo.

y lo que escribió ella... puf que hubo conexión eh. qué lindo!
me encanta. qué bueno que ahora vas a andar subiendo cosas por acá más seguido :) (y veo que tengo lecturas atrasadas, volveré y seré trillones!)

loviu

Caro dijo...

bueno, esa fui yo desde otra cuenta que tb lleva mi nombre, claro.

Diana dijo...

Qué linda actividad! =)
Además, quedaron en espejo nuestros textos, eso quiere decir que hubo buena conexión.

Un besote!!

Fantasy dijo...

Soy Euge.